El valor de la formación de los colaboradores para garantizar la calidad de los servicios que ofrece el INAIPI

Directora General del INAIPIPor: Berlinesa Franco

Con el propósito de cumplir con la función y misión del INAIPI, identificamos la necesidad de proveer de una adecuada inducción inicial, formación continua y especialización de los conocimientos de los funcionarios, técnicos y, en especial, de los colaboradores que ofrecen los servicios directos a los niños, niñas y sus familias en nuestros Centros CAIPI y CAFI.

A esos fines, gestionamos alianzas estratégicas con el INFOTEP e INAFOCAM. También articulamos importantes actividades formativas y de actualización de nuestro personal a través de la DIGEPEP, el MINERD, el MAP y las universidades UASD, INTEC y Católica Santo Domingo.

Por igual, patrocinamos participación de grupos de nuestros colaboradores en diferentes cursos, talleres, seminarios y congresos nacionales e internacionales relacionados con las políticas públicas de inclusión social y servicios destinados a la primera infancia.

Las Direcciones de Recursos Humanos, de Desarrollo Infantil y de Planificación y Desarrollo del INAIPI tienen asignadas las responsabilidades de programar e incluir en el Presupuesto Anual y Plan Operativo Anual (POA) la ejecución y monitoreo de un conjunto de actividades destinadas a incrementar la calidad de los servicios que ofrece el INAIPI mediante la formación y actualización de nuestros colaboradores.

De esta manera el INAIPI cumple la tarea de implementar las disposiciones del Presidente Medina destinadas a beneficiar con servicios de atención integral y de calidad a niños, niñas y familias ubicadas en los sectores más vulnerables de nuestra sociedad en procura de reducir la exclusión social y la pobreza en nuestro país.

La formación continua, en el marco de la Política de Protección y Atención Integral a la Primera Infancia, implementada desde el INAIPI, constituye una apuesta importante por la cualificación de nuestros colaboradores que tienen a su cargo la responsabilidad de atender a los niños y niñas y trabajar con las familias en el Programa de Base Familiar y Comunitaria. También representa la garantía para ofrecer una atención de calidad, que cumpla con los estándares esperados y garantiza el fortalecimiento de habilidades y competencias especializadas en nuestro personal.