¿Cómo ingresan los niños y las niñas a los diferentes programas del INAIPI?

Directora de Gestión de Centros y Redes de ServiciosPor: Rosa Divina Oviedo

El equipo de Participación Comunitaria realiza un diagnóstico de levantamiento de información socio familiar, en los territorios priorizados, donde se recogen datos de las familias con niños y niñas menores de cinco años, esta información es procesada y analizada para determinar el nivel de las condiciones de vulnerabilidad de cada una de las familias según los siguientes criterios:

  • Niños y niñas que presentan situaciones de vulnerabilidad extrema por negligencia en el cuidado, estando los mismos a cargo de menores, de adolescentes, o a cargo de personas con enfermedad crónica.
  • Niños y niñas cuyo padre, madre, cuidador principal y/o tutor disponga de trabajo informal de tiempo completo y estudien.
  • Padre, madre, cuidador principal y/o tutor que realicen trabajos formales de jornada completa que sus ingresos estén por debajo del salario mínimo. Si tiene pareja, esta se encuentra en iguales o similares condiciones.
  • Familias numerosas con cuatro o más niños y niñas.
  • Niños y niñas de familias que reciban otros servicios subsidiados del estado.
  • Padre, madre, cuidador principal y/o tutor soltero, divorciado, o viudo.
  • Padre, madre, cuidador principal y/o tutor tiempo completo fuera del hogar (casa de familia, venta informal, fruteros, entre otros).

A partir del procesamiento de la información se generan los listados, asignando los 226 niños y las niñas con los índices más altos de vulnerabilidad a los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) y los demás niños y niñas pasan a recibir el Programa de Base Familiar y Comunitaria en los centros CAFI.

¿Cuáles servicios de atención integral se brindan en los CAIPI?

Los servicios de Atención Integral en los CAIPI son los siguientes: Educación Inicial, Estimulación Temprana, seguimiento de salud bucal, alimentación de los niños y las niñas con una carga nutricional del 70% de la porción diaria que requiere un niño o niña menor de cinco años, seguimiento a la salud, el crecimiento y desarrollo de los niños y las niñas, seguimiento a las notificaciones de riesgo y maltrato Infantil, gestión de registro de nacimiento, referimiento a organizaciones especializadas, identificación temprana de niños y niñas con necesidades educativas especiales o condición de discapacidad, seguimiento y acompañamiento a la salud emocional, sensibilización de las Familias sobre las buenas prácticas de crianzas, sensibilización de las familias y comunidades en las redes de servicios.