Previous Next

Un cambio de vida para niños, niñas y familias de Moca, Espaillat

Moca.- Este lunes 12 de marzo 226 niños y niñas, acompañados de sus padres y madres, llegaron por primera vez a recibir servicios en su estancia infantil o Centro de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) El Caimito, en Moca, con espacios seguros y ambientados con todo lo necesario para su desarrollo integral y sano esparcimiento. 

La alegría de los pequeños caracterizó el acto de apertura que fue bendecido por el pastor Rafael Peralta, quien exhortó a las familias reflexionar en la responsabilidad que tienen con sus hijos e hijas, apoyar la labor del equipo a cargo de su cuidado y atención, y además, aprovechar al máximo el tiempo que tendrán libre ahora para estudiar y trabajar, y así ser ejemplo de progreso en el hogar. 

En tanto, expresó que todos los colaboradores del CAIPI tienen puestos de honor, desde el portero hasta el que dirige el centro. 

De lunes a viernes, de 7:30 de la mañana a 5:00 de la tarde, cientos de niños y niñas estarán en el CAIPI El Caimito en Moca, recibiendo cariño, educación inicial, estimulación temprana, salud y nutrición, atención de necesidades especiales y/o discapacidad, protección contra abuso o violencia, así como la garantía de sus derechos fundamentales, explicó Rosa Ángela Rivas, Coordinadora del nuevo centro. 

Mientras que Ana Raquel Brito, la madre que habló en nombre de las familias agradeció a Dios y al INAIPI por la estancia infantil, y dijo que es uno de los días más felices no solo para ella, sino para todos los que son parte. “¡Qué bueno que estamos aquí!” 

Con el corte de cinta quedó aperturado el CAIPI que trae alegría y esperanza a los moradores en este sector de la productiva provincia Espaillat. Esta hermosa obra es parte de las políticas del gobierno del Presidente Danilo Medina que prioriza la atención a la primera infancia en todo el país, en especial los niños y las niñas procedentes de sectores vulnerables. 

El CAIPI El Caimito cuenta con un hermoso jardín y un huerto, además de diez salas, divididas por edad, para acoger a los niños y a las niñas desde los 45 días de nacidos hasta las cuatro años y once meses.